miércoles, 5 de octubre de 2011

Las últimas flores


Al observar la barraca lo primero que te viene a la cabeza es que el  ciclo de las tomateras  se ha terminado. Ha llegado la hora de quitarlas y esperar a la próxima temporada.
Al acercarte ves que ya no quedan tomates y alguno que habia sin recolectar se ha secado y consumido en la propia mata. (después de todo el verano recolectado, esperaba por lo menos esta semana coger dos o tres pero ya no queda ninguno)
Pero al dar el último repaso observo que algunas matas han comenzado a sacar algunas flores.
 Las últimas semanas ya no habían florecido, pero la bajada de las temperaturas sobretodo nocturna ha hecho que algunas tomateras tengan brotes nuevos y saquen algunas pocas flores.
No serán más de una docena, pero si llegan a cuajar a estas alturas serán todo un éxito.
De momento las voy a dejar hasta que se sequen del todo ya que el terreno que ocupan no lo necesito para nada de momento.
La barraca  que queda es la primera que se planto a finales de abril  y ha permanecido en el terreno mucho más tiempo que otros años.


 Y eso que la araña roja  y otros hongos no le ha dejado en paz en todo el verano.
Ahora esperaré que no se produzca una bajada drástica de las temperaturas y las condiciones dejen que por lo menos podamos comer tomates  a finales de octubre.
Esta semana ya no se riegan con el programador a partir de ahora solo se regaran una vez a la semana.
Quiero ir quitando poco a poco  aquellas matas que están completamente secas.


De momento observar sus flores es todo un regalo.




4 comentarios:

  1. Yo también continuo teniendo algún tomate, incríble en estas fechas...
    He quitado ya muchas plantas de tomate, pero algunas se resisten,incluso la mata de judías continua floreciendo,jajaja...

    ResponderEliminar
  2. Y aquí yo esperando que aparezcan las flores, espero poder tener tiempo la semana que viene para empezar a trasplantar in que la gata me agarre para cagar acad espacio de tierra trabajada. Es que está intratable!!! jajajajaj

    besotes


    Carola

    ResponderEliminar
  3. Hola Yolanda, a mi también me quedan algunas matas de judías que todavía siguen floreciendo. A ver hasta cuando aguanta este veranillo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Hola Carola!
    no hay cosa que mas le guste a un gato para hacer sus necesidades que la tierra recien removida.Es labrar la tierra y aparecer algún gato.
    Tan solo queda ponerles un rincón con arena para ver si se acostumbran a ir allí.
    Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...