jueves, 8 de diciembre de 2011

plantando ciprés.

Hace  unas semanas planté un Cupresus wilma. Lo compré en unos viveros junto  con otras plantas. Buscaba algunas plantas para llenar huecos de las jardineras que en invierno se quedan vacíos.
En la jardinera de la valla hay un hueco que lleva muchos años vacíos, se encuentra entre las palmeritas y el aloe de vera. Por ello al ver el ciprés con color amarillo y olor  a limón  lo vi perfecto para ese lugar. De paso sirve para crear una barrera visual en ese lugar.
El lugar elegido recibe luz todo el día y la valla le servirá como protección contra el frío y el viento.

Una vez plantado se ve muy pequeño, pero el crecimiento de estos cipreses es muy rápido.

2 comentarios:

  1. El ciprés me gusta por su belleza y elegancia , ese olor a trementina me encanta. Te veo un aloe muy hermoso en la imagen que tienes en la entrada , yo tengo que trasplantar los aloe porque la planta madre a hecho que nazcan muchos a su alrededor y me haré con muchas plantas para el jardín . saludossssss

    ResponderEliminar
  2. hola Candela! a mi aloe tambien le salen muchos hijuelos, he regalado un montón. Por cierto utilizo el gel del interior hojas para curar quemaduras, irritaciones...
    Un saludo

    ResponderEliminar



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...