domingo, 11 de diciembre de 2011

Podando las parras

A las parras  de uva ya no les queda ninguna hoja, ya ha llegado la hora de podarlas.
De las dos parras una de ellas se utilizó durante muchos años como pérgola para comer debajo de ella, en aquel entonces la casa todavía no estaba terminada y los veranos los pasábamos debajo de la parra  para comer y cenar.
La otra parra la planto mi abuelo y está creció a lo largo de la valla sirviendo en verano de  tapiz para  no ser visto a través de la valla.
Las dos son de uva blanca aunque no se de que variedad son. Su maduración es en septiembre, octubre y tienen una gran producción con un sabor muy dulce. Los últimos años la mayoría de los racimos acaban en el suelo o estropeados por culpa de la brotitis. Este año la parra de mi abuelo a estado enferma desde casi el comienzo de la brotación pero no la he tratado con nada.
En primer lugar he quitado todas aquellas ramas secas que no brotaron o que se rompieron o que su ramas se entrecruzaban entre si y se dirigían hacia arboles o fuera de la valla.
Como no quiero que crezca en exceso he quitado muchos  ojos dejando entre 3 y 5 ojos por rama.
La parra que esta en pérgola la he podado dejando menos ojos entre 2 y 3 por brote nuevo, ya que quiero evitar estar en verano constantemente cortando brotes que molestan o que invaden el laurel.
Una vez terminada la poda le he aplicado un tratamiento con aceite de verano+ oxicloruro de cobre para tratar aquellas plagas que permanecen en las ramas y troncos durante el invierno.

4 comentarios:

  1. Kissy, el trabajo de la poda es el tema de estos días, yo también he estado haciendo algunas.
    Lo bueno es que ese trabajo es una beneficio para las plantas y lo agradecen brotando de nuevo en primavera.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  2. Me encantan las parras, lástima que sean tan propensas a las plagas. Que tengas suerte con ellas el año que viene. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. hola Montse! A mi la poda me gusta, cada año sigo aprendiendo ya que es una tecnica dificultosa y cada arbol requiere su manera.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. hola Dorisalon! Es cierto que las parras son muy propensas al ataque de todo tipo de plagas. Pero su fruto compensa todo el trabajo
    Un abrazo

    ResponderEliminar



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...