jueves, 26 de enero de 2012

La huerta a finales de enero.

los ajos
Enero está a punto de finalizar y lo cierto es que las temperaturas han sido mucho más altas de lo normal para este mes, hoy he visto un campo con almendros llenos de flor.
En el huerto predominan los días soleados y las horas centrales animan a realizar trabajos.
De momento todavía no se ha registrado ninguna noche de heladas y por ello los pimientos sigue sobreviviendo, el garrofón a comenzado a secarse y todavía sobrevive el don Pedro que salio en el compostador de hoja. Es lo único que sorprendentemente  sigue del huerto de verano.
las lechugas
 Los ajos van creciendo muy bien, están todos muy igualados y gracias a las lluvias de hace dos semanas la tierra todavía se encuentra con la suficiente humedad para que no sea necesario regarlos.
las cebollas
Las habas han comenzado a sacar flor y aunque las de la simiente de alicante se encuentran más altas han empezado a sacar la flor más tarde. Está pendiente volver a aporcarlas y eliminar algunas hierbas que están saliendo.

Las lechugas están funcionando muy bien y esta semana he plantado otras 5 matas pero esta vez de las rizadas. Las escarolas y coliflores siguen creciendo.
Tal vez lo que peor este creciendo son las cebollas que van muy lentas y la tabla comienza a llenarse de hierba.
Esta semana hemos cogido otra alcachofa  y continuamos recolectando naranjas y mandarinas.



las habas

Lo que más me gusta de este mes de enero es escaparme un rato del trabajo y sentarme en las escaleras de la balsa simplemente a contemplar la huerta,  sentarme al sol y ver la huerta  aunque solo sea un momento.

8 comentarios:

  1. ¡Que bello momento!, te imagino...debe ser una gran satisfacción.

    Hermoso huerto.

    ResponderEliminar
  2. Tatay , ese huerto va dando cosecha ...esas lechugas tan grandes y las habas están en su pleno crecimiento . ¡ Que grande nos hace sembrar y poder recoger nuestra cosecha en el huerto ! saludossss

    ResponderEliminar
  3. Bueno, Kissy, tu huerto está espléndido!! No hay más que ver el aspecto de las lechugas que dan ganas de hacerse una ensalada con ellas, tan tiernas.

    Un besito :)

    ResponderEliminar
  4. Hola Chomp. Lo cierto es que es un momento muy relajante, hace olvidar la mayoria de problemas.

    ResponderEliminar
  5. Casatiburcio, me pasa como a ti, tengo muchos proyectos y siempre tengo algo que ronda por mi cabeza.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. HOla Candela! tienes toda la razón cuando hablas de la satisfaccion de sembrar y recoger nuestras propias cosechas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Hola Montse! Este año las lechugas van muy bien y todas las semanas cogemos una.
    Un beso.

    ResponderEliminar



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...