domingo, 19 de febrero de 2012

Saber lo que se planta.

A mitad de semana puse las semillas en el semillero (cama caliente). Lo separé en dos mitades,en una de ellas coloque todas las variedades de tomates que dispongo y la otra mitad para los pimientos, ñora, berengenas..
Después realicé un riego por goteo, inundando la tabla para que toda la turba se empape y conserve la humedad toda la semana. Ayer volví a regar.
La diferencia entre realizar el plantel y comprarlo a parte del esfuerzo que requiere realizar el semillero y el coste económico que supone la compra de los plantones radica en saber realmente lo que se planta.
En la mayoría de lugares donde venden plantones de tomates aparece una etiqueta donde pone híbrido, valenciano, pera... Esa es toda la información de que se dispone de esa variedad. Si preguntas al vendedor la mayoría de las veces solo encuentra alguna respuesta  genérica como "son muy buenos"
Por ello la necesidad de una vez conseguida una buena variedad o después de tener una variedad que el resultado en el huerto sea superior a otra  hay que conservarla de un año para otro.
Hay que buscar variedades autóctonas o aquellas que mejor resultado y calidad consigan con el terreno y el clima que tenemos.  También es interesante probar nuevas variedades para probar nuevos sabores y diferentes tipos de plantas.
Durante la cosecha guardaremos las semillas de los mejores frutos ya maduros y de aquellas matas cuyo rendimiento sea superior y mejor que el resto de plantas. Así conseguiremos tener semillas de plantas que ya conocemos y sabemos cuales son sus rendimientos y cuidados. También sabemos de que planta y que cuidados y producción tuvieron esa planta y ese fruto de donde salieron las semillas.
A parte de todo esto nos ahorraremos el coste de tener que comprar todos los años semillas nuevas o plantones de cada especie que queramos plantar.


También podemos intercambiar semillas o regalar los plantones que nos sobren para que se pueda plantar en otras huertas.

8 comentarios:

  1. Muy bueno este post. A nosotros también nos gusta más hacer planteros que comprarlos, aunque requiere un poco más de esfuerzo hacerlo. Realmente hay muchas más variedades a elegir comprando semillas.

    ResponderEliminar
  2. En los últimos años he comprobado que obtengo mejores resultados sembrando distintas variedades de tomates cada año, por eso no guardo semillas sino que las compro nuevas.

    ResponderEliminar
  3. Genial...esto va viento en popa!!!!! Si tienes excedentes avisame a mi mail...y te compro.....

    ResponderEliminar
  4. Eso es verdad KISSY... cuando preguntas la respuesta "son muy buenos" siempre aparece,jajaja...
    Aquí tengo la suerte de encontrar plantel de toda la vida, también alguna cosilla diferente pero casi todo bastante tradicional.
    En algunos blogs de Suecia que leo, hacen intercambio de semillas y la verdad, parece muy interesante!!

    ResponderEliminar
  5. Hola Silvia, es cierto visité una pagina de venta de semillas y es increible la cantidad de variedades que existen.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Hola Nanita, tal vez al cambiar de variedad cada año esto contribuya a que sean mas resistentes al ataque de enfermedades.
    Es interesante tu conclusión,
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Hola Silvia, si el semillero funciona espero tener de sobra. Tomamos un cafe y te llevas las que quieras.De paso me enseñas los galgos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Hola Yolanda, es cierto que si encuentras un vivero con una buena variedad te evitas la faena del semillero.
    Lo del intercambio de semillas esta muy bien,los sobres de semillas son caros en proporción a lo que llevan y de cualquier cultivo puedes obtener cientos de simientes que sobran para el autocultivo.
    un abrazo.

    ResponderEliminar



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...