martes, 22 de mayo de 2012

Final de las habas

Este año el cultivo de las habas se ha alargado más de lo normal y aunque estas últimas semanas el pulgón había entrado con fuerza en muchas de las matas lo cierto es que ya habían dejado de florecer hace algunas semanas.
Muchas matas comenzaban a perder las hojas y aunque otras por debajo tenían algunas flores el simple gasto de agua hacia inviable tenerlas por más tiempo.
A modo de prueba he dejado dos matas una de cada clase para que las vainas que contienen se sequen en la mata y me puedan servir para simiente del próximo año. Estas matas son las más vigorosas y sanas de todas.  Quiero comparar esta simiente con  otra comprada para ver la evolución de las matas.
El riego por goteo lo he desmontado y el vallado perimetral lo he guardado para poderlo utilizar otra vez ( el vallado a funcionado perfectamente con las gallinas consiguiendo que estas no accedan dentro del bancal y así poder cultivar lechugas y coles.
De las dos clases plantadas , las de la clase de Alicante se han diferenciado a parte de la forma y el tamaño de  las vainas de habas  en el volumen de las matas y la producción.
Las de la clase muchamiel han sido mucho más productivas  aunque de grano más pequeño.
Para evitar que el pulgón negro continue en el bancal todas las matas infectadas las saco de raíz y las agrupo fuera de la parcela para llevárselas. Como no ha llovido la tierra está demasiado dura para poderlas enterrar y utilizarlas como abono verde.
Hormiga junto a pulgones
Al utilizar el sistema por goteo y ante la falta de lluvias el bancal permanece casi libre de hierbas, este bancal permanecerá todo el verano e invierno vacío para que la tierra descanse, en otoño tengo previsión de abonarlo con estiércol.


Ahora ya es zona para que las gallinas puedan comer de las hierbas que han quedado y de las que salgan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...