domingo, 8 de julio de 2012

La imprudencia

Este post se lo dedico a mi hermana Rosa que siempre que  quemaba los rastrojos provenientes de la huerta tenia miedo del fuego. Ahora ya no se quema, una ordenanza municipal lo prohibe desde hace algunos años  y se realizan recogida selectiva de ellos, que por supuesto es cobrada por un impuesto especifico para ello.

 Después  de ver ayer por la tele las imagenes del incendio de la semana pasada, hoy me he acercado a mi pino, tiene tanta vida que pensar que miles como él se han quemado en unas pocas horas me produce una fuerte sensación de tristeza. Lo he visto crecer desde que lo plantamos despúes de unas navidades y ha ido creciendo hasta convertirse en el arbol más grande de todo mi huerto superando en altura al nogal plantado bastantes años antes.  Ha   ido creciendo casi sin darnos cuenta hasta convertirse en el gigante que es hoy.                 
piña con piñones
En este mes comienzan a caer las piñas, llenas de piñones que guardamos en botes de cristal para utilizarlas en guisos o simplemente para  comerlas .
En las imagenes de ayer se veian extensiones enormes donde solo habian troncos, el resto del pino habia sido calcinado. Me llamo la atención que uno de los incendios habia sido provocado cuando una persona quemaba rastrojos en su parcela proveniente de su huerto.
Seguro que jamas pensó que una imprudencia suya pudiese hacer tanto mal.

3 comentarios:

  1. Realmente los incendios son terribles... el fuego siempre deja un paisaje desolador.
    He visto de cerca unos tres incendios y se te encoge el corazón, durante y después.
    Tu Pino está precioso y me suena eso de "sin darnos cuenta" jajaja... los míos parece que estén siempre igual pero viendo fotos antiguas te das cuenta de lo rápido que crecen!!

    ResponderEliminar
  2. El tema de los incendios hace que se me encoja el alma porque he tenido la desgracia de vivir uno de cerca, en 1994 nuestro jardín se quemó en su mitad y perdimos pinos y arbustos muy queridos y tuvimos la suerte de que no afectara a la totalidad. Verlo todo en color gris, la tierra no era tierra, era ceniza y el olor lo sentimos durante mucho tiempo ¡desolador!
    Confiemos en que no se produzcan más incendios!

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Kissy, el pino es el árbol que más me gusta, su aroma, la "fuerza" que tiene, su porte... es un árbol grandioso a pesar de ser tan "sencillo". ¡Qué suerte disfrutar de uno así en tu huerto, más aún si lo has visto crecer!. Tienes toda la razón, tenemos que ser cabales y no imprudentes... en los huertos donde estoy aún queman rastrojos, a veces hueles a quemado y ves en alguna parcela vecina quemando rastrojos...a pesar de estar prohibido. Siempre creemos que NUNCA NOS VA A PASAR A NOSOTROS... hasta que nos pasa. El bosque quemado es un espectáculo tristísimo, además tarda unos 30 años en regenerarse -eso dicen los que saben- ¡1 segundo de imprudencia lo que conlleva!. Gracias por tu reflexión, Kissy, en esta época es muy necesaria. Un abrazo.

    ResponderEliminar



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...