jueves, 15 de noviembre de 2012

Recolección de col lombarda


 Esta semana hemos comenzado a recoger las coles rojas. Estas coles son más grandes que las normales y la  utilización que le damos son  sobretodo para ensaladas. Su sabor es mejor que las blancas.
Las coles son un cultivo de otoño-invierno, les gusta y el frío y he comprobado que las lluvias y el exceso de humedad les sienta bien. Después de un mes de lluvias su aspecto es muy bueno.
Las semillas se plantaron a finales de julio y se trasplantaron al su lugar definitivo a finales de agosto. Desde principios de noviembre que estamos disfrutando de la col lombarda, se trata de un repollo de sabor ligeramente dulce.
El tamaño tanto de la planta como de la propia col es superior al resto de repollos y coles aunque requiere de un periodo más largo para su total desarrollo.
Tendría que haber escalonado la colocación de semillas en el semillero de manera que hubiese ya plantado un caballón de coles pero con la mitad de tamaño de manera que su recolección se produjese para navidad.
Plante todas las semillas de golpe el mismo día, germinaron a la vez y me ví  en la necesidad de quitar la mayoría de ellas seleccionando las más grandes, perdiendo gran parte de las semillas y  sobre todo las coles ya germinadas que muchas de ellas todavía permanecen en el semillero pero que por el lugar y densidad  casi no han crecido. Es un fallo que espero no repetir el próximo año.
La plantación en caballones ha dado muy buen resultado y ha conseguido que después de toda la lluvia que ha caído las coles nunca se hallan encontrado encharcadas.

Dos tipos de coles recolectadas 


No hay comentarios:

Publicar un comentario



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...