lunes, 8 de julio de 2013

Recolección de los ajos 2013.

Los ajos se plantaron hace 7 meses. En el lugar elegido hacia mucho tiempo que no se plantaban ajos y lo último plantado allí fueron las habas, la tierra ha estado descansado un año. Han tenido como compañero las alcachofas (la asociación ha resultado buena). Se colocaron en una zona donde han recibido sol directo todo el tiempo, se plantaron en caballones y se ha caracterizado por ser el año con menos riegos.
Ha quedado demostrado que el ajo es un cultivo que no requiere de mucho riego, tan solo al principio para que la germinación  sea buena  y cuando la tierra este muy seca.
Su crecimiento y aspecto ha sido mucho mejor que otros años con riegos más a menudo.
Posiblemente en un año con más lluvias no hubiese sido necesario realizar ningún riego.
Se ha conseguido mantener el bancal lleno de hierbas durante todos estos años, con lo que se consigue que la humedad y nutrientes sean solo absorbidos por los ajos.
A la hora de sus recolección es mucho más fácil ya que en todo momento están localizados, un bancal con  hierba no deja ver donde están los bulbos de los ajos.
Los tallos se  encontraban secos y los bulbos ya habían alcanzado su máximo tamaño. Era el momento ideal para sacarlos. Se saca uno a uno a golpe de azada y se dejan fuera para que terminen de perder la poca humedad que todavía conservan. Luego se guardaran y servirán para su consumo durante todo el año hasta la próxima cosecha.





2 comentarios:

  1. Estupenda cosecha, Kissy. Saludos desde El Terrao.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucha gracias Rafa! Ya veo que vosotros en El Terrao tampoco paráis.
      Un abrazo.

      Eliminar



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...