domingo, 4 de agosto de 2013

La constancia de la gallina

Los pollitos ya han cumplido un mes, ya duermen en un palo en una zona alta del gallinero, aunque su madre permanece a su lado algunos comienzan a separarse de ella y se van a dormir a otra parte del gallinero.
Ya recorren toda la huerta y comen de todo, ya comienzan a estar preparados para vivir sin la ayuda de su madre.
Otra de las gallinas se ha puesta clueca, este año no estaba previsto aumentar  la población de gallinas más de las que ya hay, por ello le retiro los huevos.
Pero la gallina sigue clueca y se coloca en el nido para incubar  incluso sin huevos. Saco la gallina fuera del gallinero y cierro la puerta pero ella permanece allí horas esperando que le abramos para entrar rápidamente para colocarse en la zona de los huevos. Lleva varios días así.
Por último utilizo una táctica que no suele fallar, cojo la gallina y le doy un baño con agua fría para intentar que se  se le retire la fiebre. Pero la gallina se vuelve al gallinero y se sube en busca de huevos.
Al verla acachada intentando incubar los huevos toda mojada he comprendido que sus ganas por ser mama están por encima de cualquier barrera que le pueda poner.
Lleva así mas de una semana y no se da por vencida. Por ello le he pedido a un vecino huevos fecundados y he decido dejarla  para que cumpla su instinto.
La he aislado del resto de gallinas para que no la molesten. Ahora le esperan 21 días de incubar los huevos



2 comentarios:

  1. Qué majos y crecidos están los pollitos!!
    Realmente son madres perseverantes estas gallinas...te veo ampliando las instalaciones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Yolanda! Demasiado perseverantes para lo fácil de convencer que soy. Menos mal que ya tengo amigos dispuestos a adoptar alguna gallina.
      Un beso.

      Eliminar



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...