martes, 3 de septiembre de 2013

Mis berenjenas

Este verano el huerto ha estado un poco descuidado, prueba de ello son las berenjenas, solo hay que verlas para comprobar  que han crecido sin  realizares ninguna poda, algo fundamental si lo que se quiere es conseguir una buena producción.
Se trata de ir eliminando tallos y brotes bajos para potenciar que la planta crezca más rápido y parte de la savia se destine a los frutos y no a  los tallos .
No se ha entutorado ya que la gran cantidad de brotes  ha hecho que no crezca demasiado en altura.
Otra cosa que tampoco he realizado es quitar flores, en teoría una de cada dos para conseguir unos frutos más grandes y  que maduren más rápido.
A estas alturas las berenjenas les gusta mucho los riegos lo he podido comprobar al ver su estado después de una semana de lluvias. De todas las hortalizas  es la que mejor ha reaccionado a una tierra mojada practicamente toda la semana  a consecuencia de las lluvias.
Flor de la berenjena
Los frutos  se recogen un poco antes de que estén completamente maduros, cuando tienen la piel brillante, la piel opaca denota un estado de madurez demasiado avanzado.

4 comentarios:

  1. A pesar de no cuidarlas, tus berenjenas tienen un aspecto estupendo.
    Me ha gustado ver el detalle de la flor!
    Un besito, Kissy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Montse! Su aspecto es muy bueno, no han padecido ningún ataque ni enfermedad ni hongo.
      La forma de la flor es muy curiosa.
      Un beso muy fuerte.

      Eliminar
  2. Qué majas esas berenjenas!! imagino lo ricas que deben estar...
    Siempre me ha encantado la planta, la forma de sus hojas, flores, aunque recuerdo que tienen unos pinchos un poco puñeteros jajaa..
    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Yolanda! Como te descuides durante su recolección acabas pinchándote, la palabra la has clavado: puñeteros.
      Un beso.

      Eliminar



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...