sábado, 9 de noviembre de 2013

Plantando las cebollas

Vuelvo a plantar otro año más una tabla de cebollas , es uno de los cultivos que no pueden faltar  en invierno.
 Para hacerlo  bien se plantan las semillas en agosto-septiembre  en semillero y ahora se repican en la huerta. Como no lo hice he recurrido al plan B, que es comprar el cebollino en un vivero, lo venden en garbas de 200 cebollitas a 2€ las normales y  un euro mas las híbridas. La diferencia es que el crecimiento de las híbridas es más rápido consiguiendo las cebollas un mes antes que las normales.
Como prefiero cebollas con un crecimiento normal y no tengo prisa elijo la variedad normal.
Preparo la tierra dando una pasadas con la moto-azada para dejar la tierra suelta y mullida, la mezclo con un poco de estiércol y con el rastrillo la nivelo. Las cebollas las planto clavandolas en la tierra a unos 20 cm unas de otras, primero he recortado la mitad de la longitud de los tallos para que su arraigo sea más rápido y mejor. Nada más plantarlas se riegan para quitar los huecos de aire que quedan en la tierra.
El bancal elegido recibe sol todo el día algo que será necesario sobretodo en los proximos meses de mucho frío y heladas matutinas.



La cebolla requiere de gran
humedad y buenos riegos por ello se cultiva en forma de  tabla para que su riego sea por inundación.
Permanecerán en este lugar hasta el mes de abril pasando todo el invierno soportando perfectamente las bajas temperaturas.
La principal labor será eliminar las malas hierbas que salgan en el bancal  y que no les falte el riego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...