lunes, 18 de noviembre de 2013

Problemas en el semillero

Hace unas semanas coloque de nuevo semillas en mi semillero, quería que no faltasen las lechugas, escarolas y otros hortalizas de invierno.
Su germinación ha sido muy rápida y prácticamente todas las semillas de lechugas han germinado en pocos días.
El sistema de riego por goteo ha  manteniendo húmeda toda la tierra y el buen clima de las semanas anteriores han hecho que la germinación sea rápida.
Pero en la última semana cuando las lechugas ya tenían un par de hojas, de repente, han comenzado a desaparecer rápidamente. Tan rápido que en los últimos días casi no queda ninguna.
No hay gusanos, ni pueden entrar pájaros ,ni las gallinas pueden acceder al almacigo.Una de las pistas fue ver los rastros de baba seca que se podían ver, aunque por el día no es posible ver ningún caracol por todo el semillero.




Por ello la semana pasada decidí colocar una bolitas de veneno para caracoles y babosas. Es el único sitio donde me atrevo a colocar veneno ya que solo es accesible levantando la tapa metálica del semillero.
 El resultado ha sido un montón de caracoles muertos por todo el semillero. Esta semana ya se puede comprobar como el semillero comienza a recuperarse y la plántulas crecen,  germinando nuevas semillas.
Habrá que realizar una limpieza al semillero para limpiar aquellos sitios donde se puedan esconder los caracoles y colocar trampas de recipiente de  cerveza  o ceniza para controlar la entrada de caracoles.
Todo ello para reducir  a casos extremos  el uso de venenos que acaban siendo mortales para otros insectos que puedan entran en el semillero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...