jueves, 1 de mayo de 2014

Lechugas de primavera.

comienzan a espigarse
Para poder comer lechugas en abril y mayo se tiene que comenzar  a finales de diciembre.
Se prepara la tierra y se colocan las semillas, la otra opción es colocar las semillas en un semillero y realizar un trasplante  un mes después , de esta manera el crecimiento inicial será mucho más rápida y a partir de marzo cuando las temperaturas sean más suaves  su crecimiento será mucho más rápido. Con el semillero se consigue realizar el trasplante de una manera más escalonada,  realizando la recolección poco a poco,


regadas a manta
cosa que cuando se siembra una tabla colocando las semillas en la tierra todas las lechugas terminan estando listas al mismo tiempo.
lechugas trasplantadas
Estas lechugas han crecido mucho más en las dos últimas semanas que en los dos ultimo meses y es que su colocación a pleno sol  hace que la temperatura sea por encima de los los 25ºC y su crecimiento sea muy rápido, tan rápido que comienzan a espigarse ( crecen  verticalmente para sacar la flor) lo que hace que ya no estén buenas para su consumo.
El riego en esta época tiene que ser mucho mayor y  a partir de ahora ya es posible recolectar una lechuga  a diario.
Eso sí, dejaré alguna para que saque flores y guardar semillas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...