domingo, 17 de agosto de 2014

Domingo de paella.

Cada vez que nos juntamos toda la familia o cada vez que celebramos algo comemos paella. Se trata de una comida que nos gusta a todos y que es muy económica. La mayoría de ingredientes proceden de la huerta como el tomate, las judías y el garrofón. La carne utilizada es un conejos y un  pollo.( hace años teníamos un vecino que nos proporcionaba ambas cosas pero últimamente los compramos en comercios  )Luego es importante disponer de un buen arroz ( no todos los arroces son iguales)
Las paellas las hacemos a fuego, con leña ya que su sabor es especial y mucho mejor que las realizadas con fuegos de fogones de gas.
Como cada guiso, hay muchas variedades y en cada lugar tienen su manera y forma de hacerla, la paella es un guiso que admite casi cualquier producto que le puedas añadir desde alcachofas, pimientos, caracoles..... dependiendo de la zona y el lugar donde se realice.
Yo voy a contar nuestra manera de hacerla, es tradición familiar heredada de mi padre.
Primero se coloca el aceite de oliva en la paella y cuando esta caliente se añade la carne. Dicen que el secreto del éxito radica en realizar un buen sofrito, dorando la carne sin hacerla demasiado y sin quemarla. Luego añadimos el tomate triturado natural, a continuación las judías y los garrafones, una pizca de pimentón y removemos todo  hasta que este sofrito en su punto. Luego añadimos agua, llenamos la paella  y esperamos  a que el agua hierva.  Una vez hierva añadimos el arroz, hacemos un surco en el centro de la paella que separara la paella en dos partes sin que sobresalga el arroz, esto nos dará el arroz necesario ( sobre un kg). Luego con una paleta repartimos el arroz por toda la paella, es el momento de añadir una rama de romero durante unos minutos para que le de un sabor especial. Bajamos la intensidad del fuego retirando parte de la leña y dejamos que hierva perdiendo poco a poco el caldo y dejando el arroz seco.Los granos de arroz deben quedar sueltos conservando todo el sabor.
Habrá que sacarla del fuego y  dejarla reposar durante unos minutos para que no este muy caliente.
Como mejor  sabe es comersela  directamente de la paella sin utilizar plantos.
La comemos como plato único tan solo acompañada de ensalada valenciana con productos de la huerta como los tomates, pepinos y lechugas.
Es una gran manera de juntarnos  todos alrededor de la paella para hablar  y contar las cosas que nos han pasado o nos preocupan.
Es cierto que en esta  época  haciendo la paella se pasa mucho calor y que hasta que no pegas la primera cucharada siempre temes que no te haya salidos  bien, pero desde siempre  las comidas familiares  de los domingos han sido con paella.

4 comentarios:

  1. Hola,

    Lo único que puedo decir que no importa el plato que prepares junto a la familia siempre sera lo mejor, no importa que sean ruidosos, que el tío siempre cuente la vez que viajo, que cuando eras pequeño hiciste tal travesura, siempre son como si se contaran por primera vez, felicidades y que sigan siempre unidos.. Escucha la canción de pimpinela La familia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Luis! Es cierto, las historias de la mili de Paco o las historias de cuando éramos jóvenes, las hemos escuchado cientos de veces pero todavía seguimos riéndonos, Lo de menos es lo que comemos.

      Eliminar
  2. Chulísima tu receta de paella ¡me la apunto! aunque en realidad lo que importa es lo que ha dicho Luis, compartir un día con la familia es lo que hace que cualquier comida sea especial.
    Un beso enorme, guapa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Montse! Se me da mejor plantar que cocinar, pero mucho mejor. Una paella con la familia o los amigos siempre esta buena.
      Un beso y disfruta de las vacaciones.

      Eliminar



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...