miércoles, 13 de mayo de 2015

Se acabaron las habas

Las habas soportan muy bien el frio, incluso las heladas. Cuando el invierno aprieta y la huerta está prácticamente vacía ellas se llenan de flores.
Pero ahora que el calor aprieta sus brotes tiernos se llenan de pulgón negro y sus hojas pierden verdor.
 Hace algunas semanas que las habas empezaron a perder vigor y dejan de florecer. Por ello es el momento de recolectar las últimas vainas, muchas de ellas ya muy grandes y demasiado maduras.
Una vez recogidas las vainas hay que pelarlas. Una vez peladas se guardan en recipientes y se congelan. Así podremos seguir disfrutando de habas hasta que podamos volver a  comerlas recién cogidas.
De momento la tierra se quedará vacía , durante todo el verano la dejaremos descansar para no agotar sus nutrientes, dejaremos que las lombrices  y los microorganismos trabajen en ella.



los brotes están llenos de pulgón negro.

2 comentarios:

  1. Ya somos dos que triste dejar el hueco donde hace nada estaba repleto de habas pero bueno quedan los congeladores llenos y hasta el año que viene.

    ResponderEliminar
  2. Yo por esta época siempre siento pena porque me gustan muchísimo las habas y de todas maneras. Congeladas no es igual aunque hay que conformarse, ja ja Un abrazo

    ResponderEliminar



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...