jueves, 19 de mayo de 2016

Un paln B para las judias.

Este año las judías no están prosperando bien, hay muchas faltas y es que creo que el acolchado de plástico esta proporcionando un lugar perfecto para los caracoles y babosas que salen de noche y se comen los brotes tiernos de las judías  que germinan.
Las últimas judías sembradas  hace un par de semanas no salieron, tal vez la coincidencia con los días de fuerte viento y sol han desecado demasiado la capa superficial de la tierra y la judía no puede salir a través de una tierra tan compactada y dura.
Por ello hace unas semanas puse en marcha un plan B. Consiste en sembrar las judías en una maceta con turba, en el interior con zona soleada y con un riego que mantenga la tierra húmeda continuamente. De esta manera la germinación es muy rápida ya que la temperatura del interior es más alta y la humedad continua sin encharcamiento  proporciona una rápida germinación.
Cuando las judías son lo suficientemente altas y ya han sacado las hojas definitivas es el momento de su trasplante en los lugares donde no prosperaron las judías sembradas.
Aprovecho para sembrar algunas judías directamente en el suelo y en su lugar definitivo, es la mejor manera de conseguir tener una recolección escalonada durante todo el verano y sobretodo que la producción no llegue toda a la vez.
Todas las variedades plantadas hasta ahora son de enrame, su recolección es mucho mas cómoda y se aprovecha mucho más el espacio.



No hay comentarios:

Publicar un comentario



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...