viernes, 3 de junio de 2016

Los primeros ajos.

Hace ya algunas semanas que se acabaron los ajos guardados del año pasado. Los últimos que quedaban ya habían perdido sus propiedades y se habían vuelto esponjosos  y sin textura.
La conservación del ajo se consigue sobretodo guardándolos en un lugar  oscuro y libre de humedad. En un recipiente con agujeros que permita la ventilación del aire y nunca en la nevera. Pero es muy difícil aguantarlos más de 9 meses desde su recolección.
A los ajos plantados les quedan sobre un mes para su recolección. Pero ya es posible empezar a recoger algunos para su consumo. Su sabor es más suave y se nota que le falta madurar ya que están todavía algo blandos.
Pero estos ajos recién cogidos nos permiten volver a  disfrutar del sabor de los ajos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...