lunes, 26 de septiembre de 2016

Las olivas comienzan a madurar.

Hace 3 años decidí plantar un segundo olivo.  Es de la variedad Villalonga que es la más utilizada por esta zona.  Es una variedad de gran producción y muy resistente a la sequía y las heladas.
Esta semana ya han pasado de color verde a negro con un tono azulado.  Las altas temperaturas del verano , los riegos y las temperaturas tan suaves  que estamos disfrutando este otoño están haciendo que su maduración sea más rápida.
El indice de madurez lo define el color de la oliva y será el factor que marque el sabor del aceite de oliva. Las olivas más maduras tienen un sabor más dulce y afrutado.
El árbol todavía es pequeño  y nos ha regalado solo unas pocas olivas pero cada año que pase nos irá dando más.



4 comentarios:

  1. Tiene muy buen aspecto este olivo, seguro que de aquí a unos años tendrás una abundante cosecha de olivas.
    Un beso enorme!

    ResponderEliminar
  2. Yo tengo que ir a recoger unas pocas. Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Muy bien! Me encantan aceitunas. No creo podemos crecer en mi huerta tan compramos muchas!

    ResponderEliminar
  4. Kissi vaya que color tienen tus olivas y seguro que aún de mejor sabor, tanto el árbol como los frutos son un regalo en la huerta. Gracia por estar siempre ahí mostrando tus fructifiras experiencias, besos. Solín

    ResponderEliminar



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...