lunes, 24 de octubre de 2016

Repicando cebollas

cebollas arrancadas del semillero
Cuando siembras las semillas de cebollas estas salen agrupadas en forma de pequeños hilos que poco a poco van creciendo. Cuando su tamaño alcanza unos 30cm ya esta listas para arrancarlas del semillero y pasarlas a su lugar definitivo. Es lo que por aquí se conoce como plantar cebollino.


se corta parte de las hojas
Los tallos han crecido mucho sin embargo los bulbos todavía no se han desarrollado por ello para un arraigo más rápido y seguro hay que cortar los tallos por la mitad, con ello se consigue que la cebolla no gaste tanta energia en las hojas y desarrolle más rápidamente las raíces. La cebolla soporta perfectamente el trasplante y  se hace  necesario para que el bulbo tenga el espacio necesario para crecer y engordar.



Por ello el repicado consiste en replantar las cebollitas a una distancia de unos 20cm unas de otras pensando en el tamaño que ocuparan al final de
su ciclo y con el espacio suficiente para realizar las tareas de desherbado cuando sean necesarios.
Lo primero fue preparar la tierra, cavando y dejando una tierra suelta donde las cebolls puedan engordar y desarrollarse sin problemas, luego nivelar el terreno ya que el riego se realizará por inundación del bancal . La cebolla es un cultivo con bastante riego.
Luego habrá que plantar una a una cada cebollita, enterrando las raíces y el bulbo, manteniendo la distancia.
Por último regaremos la tabla de cebollas para compactar la tierra y dar la humedad necesaria para que las cebollas arraiguen a su nuevo lugar. Un lugar donde recibirán sol casi todo el día en invierno , pero que estos días nublados y con un poquito de lluvia han servido para que comiencen perfectamente su ciclo.
A partir de ahora solo habrá que preocuparse que no le falte humedad a la tierra, de limpiar el bancal para que las hierbas no invadan a las cebollas y esperar hasta su recolección en el mes de abril.

2 comentarios:

  1. Lo explicas todo de tal manera que parece muy fácil, pero debe de ser una tarea laboriosa.
    Espero que tus cebollas crezcan grandes y hermosas!
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Montse! Es verdad que el repicado es laborioso, ya que hay que ir clavando cada cebollita una a una en cuclillas y al final acabas cansada. Pero de este pequeño esfuerzo luego vendrán una sabrosas cebollas.
      Un besazo muy grande.

      Eliminar



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...