domingo, 2 de octubre de 2016

Sembrando guisantes.

El guisante pertenece a la familia de las leguminosas que junto con las habas podemos disfrutar en invierno.
Su uso va desde comerlos crudos, en ensalada, cocidos, en revuelto o como condimento de platos muy elaborados. Por ello es uno de los cultivos que me gusta plantar todos los años. Creo que puede ser el sustitutivo de las judías en invierno.
Su germinación es muy rápido y si no los enterramos muy profundos en una semana habrán germinado.
Aprovecho para plantar distintas variedades, entre ellas los tirabeques una variedad muy suave y sabrosa de la que se come junto con la vaina.
Se plantan junto al vallado para que aprovechen la tela para trepar, es una zona de sol casi todo el día en invierno lo que necesitan los guisantes.
Coloco el riego por goteo, es el mejor método, ahorrando agua y evitando que salgan hierbas en las zonas donde no llega la humedad.


Si las temperaturas continúan llegando a los 30ºC y no llueve cuando la tierra se seque volveré a regar para que la tierra se encuentre lo suficientemente blanda para que los guisantes puedan salir en busca de la luz.
Coloco 3 semillas por surco, las tapo y realizo un riego para que la semilla despierte.



2 comentarios:

  1. Muy bien, yo hace bastante que no los siembro. Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Hola KI SI, esos mismos guisantes son los que siembro yo, pero lo hago en abril y los tomates son muy curiosos es la primera vez que los veo con esa forma. Besinos.

    ResponderEliminar



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...