martes, 15 de noviembre de 2016

Perejil de otoño- invierno



El perejil se puede conservar en seco, pero sus propiedades y su perfume no son las mismas que recién recolectado.
El mes ideal para su siembra es agosto pero en un clima mediterráneo como este  permite sembrarlo en pleno otoño. La germinación del perejil es muy lenta (sobre unos 20 días) pero una vez germinado el crecimiento es rápido, por lo que en un par de meses desde su siembra podemos comenzar a disfrutar de perejil recién recolectado.
Si introducimos las semillas en agua durante un par de días en agua tibia conseguiremos que la germinación sea más rápida adelantando a la mitad el tiempo de germinación de las semillas enterradas sin haber estado a remojo. El segundo punto para asegurar la germinación es el sustrato, un humus fresco y bien drenado, ya que una tierra muy compactada o seca hará casi imposible que germinen bien.
Una vez germinado hay que procurar que no le falte humedad ya que una sequía excesiva provocará que le ataque el mildiu. (Manchas mohosas, amarillas y blancas)
A mí me gusta sembrarlo en un macetero, colocado en una zona soleada y resguardado de las heladas de invierno. Así puedo cambiar el sustrato cada año ya que el perejil no se puede cultivar dos años en el mimo lugar.
Al segundo año de su siembra sus tallos se espigarán, sacando flores y semillas, que guardaré para volver a plantar. Luego la planta morirá.

3 comentarios:

  1. ¡Qué perejil más hermoso! Me llama la atención lo que dices de que no puede cultivarse dos años en el mismo lugar. Aquí en mi clima es distinto pues lo siembras un año y los años siguientes ya no necesitas sembrarlo pues van naciendo plantas nuevas a medida que mueren las viejas. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Que bien se ve ese perejil. A mi siempre me gusta tener ya que utilizo bastante. Hace unos dias compré una macetita, en un futuro intentaré sembrarlo como dices. Un abrazo

    ResponderEliminar



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...