miércoles, 8 de febrero de 2017

Limpiando bancal



El bancal de verano permanece vacío, la tierra esta descansando, oxigenándose, recuperando sus propiedades. Las lombrices están trabajando y los microorganismos  actúan restableciendo las propiedades.
Yo aprovecho para quitar piedras, las ultimas lluvias caídas compactaron la tierra y dejaron gran parte de las piedras al descubierto, con el rastrillo las recojo y las quito. Es cierto que las piedras hacen una tierra menos compacta y más suelta, pero para bulbos y  hortalizas de raíz no es lo mejor.
Pero recogiendo piedras me he dado cuenta de que en la tierra hay mucho plástico, desde trozos de bridas de atar las cañas de los tomates hasta trocitos de plástico, tapones  y trozos de tubo de goteo. Permanecen ahí, años y años prácticamente intactos, no se deterioran casi y no se descomponen como ocurre con la madera o el hierro.
Por ello me he dado cuenta de en la huerta tengo que reducir al mínimo posible la utilización de plásticos. Hace años que deje de utilizar la rafia de plástico por rafia natural de esparto, pero todavía siguen apareciendo restos de  rafia plástica al remover la tierra, la rafia natural caída al suelo se descompone y se convierte en compost en una temporada.
Este año quiero dejar de utilizar bridas de plástico para atar tutores  y cambiarlas por cuerda.
Hay materiales como el tubo de goteo o el plástico para tapar la tierra que será mas difícil , pero la solución será tener especial cuidado en evitar y recoger el plástico que caiga al suelo.
Voy a poner una caja para poder reciclar todo el plástico que generan los trabajos y así que so se mezcle con el resto de residuos recogidos.





No hay comentarios:

Publicar un comentario



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...