domingo, 30 de abril de 2017

Se acabó abril.

Se acaba el mes de abril,  el mes se podría dividir en dos partes, la primera quincena con una primavera que parecía más cercana al verano y esta última quincena donde las temperaturas han bajado mucho y la primavera parece volver al invierno.
En el mes de abril el huerto se ha llenado, todavía se encuentran los cultivos de invierno como habas y alcachofas, se empiezan a recoger cebollas y se siguen recolectando lechugas y acelgas. Pero les acompañan   los cultivos de  verano, tomates, pimientos, berenjenas y calabacines llenan el bancal.
Mañana comienza mayo,  con el seguro que llega el aumento de temperaturas y el buen tiempo. Es a partir de ahora cuando la huerta requiere más tiempo, hay que estar pendiente de escardar y no dejar que la hierba lo invada todo pero sobretodo hay que estar pendiente de que a los cultivos nuevos no les falten los riegos, habrá que seguir controlando el pulgón y seguir trasplantando lo que esté apunto en el semillero.
En el mes de abril he plantado los tomates, ya están arraigados en su lugar y aunque esta última semana han parado su crecimiento esperando que las temperaturas suban, cuando lo hagan ya estarán aclimatados a su nuevo lugar y su crecimiento será rápido.
 .



 Del trabajo realizado en abril dependerá gran parte del éxito de la huerta de verano pero será el trabajo de mayo lo que marque la diferencia .


1 comentario:

  1. Kissi, que bien ordenados llevas las plantaciones, tus puntuales y didácticos comentarios me sirven de pauta en muchas ocasiones, gracias por estar siempre ahí como guía y buena consejera. Besos.
    Solín.

    ResponderEliminar



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...