martes, 13 de junio de 2017

Calabaceras floreciendo

☼ 31ºC
Las 2 matas de calabazas salieron de las semillas sembradas  directamente en la tierra. Se ha aprovechado la zona donde está sembrado el maíz ya que el maíz crece verticalmente y deja el suelo libre, a la vez  que las calabaceras se aprovechan de los riegos del maíz. En este bancal hace muchos años que no se plantaban calabazas, el año pasado estuvo ocupado por las judías y el garrofón que aportaron nitrógeno a la tierra, aunque las calabazas no son muy exigentes con el terreno. Este bancal no está vallado ya que a las gallinas no les gustan las calabaceras ni las matas de sandías.
En esta primera fase el maíz todavía es pequeño y deja pasar la luz y el sol, un sol que le gusta mucho a las calabazas  y un maíz que cuando llegue las temperaturas de 40ºC de julio y agosto  protegerá y dará sombra.
Las calabaceras ya han comenzado a sacar flores y sus brotes  comienzan a extenderse con la intención de cubrir todo el suelo posible, como buscando e intentando ganar un  terreno  previsto  también para las sandías.
Después de esta primera ola de calor se hace necesario regar todo el bancal, con ello conseguiremos que siga su crecimiento y en los próximos días habrá que escardar la tierra para controlar las hierbas.
 De momento comienza a llenarse de flores, pero solo las flores femeninas polinizadas llegarán a convertirse en calabazas.

Todavía habrá
que esperar hasta agosto para comenzar a recolectar las calabazas.



3 comentarios:

  1. Que maravilla KI SI, las mías apenas asoman. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Enormes y vigorosas, las mías aún no tienen flor, aunque estos días de temperaturas altas darán el estirón. Te dejé un post en el de la herramienta porque lo vi hoy. Besos Kisi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Solín! Las temperaturas son más parecidas a julio y todo crece mucho más rápido. Demasiado calor para estas fechas.
      Un besazo.

      Eliminar



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...