domingo, 25 de junio de 2017

Guardando los ajos

El ajo no necesita prácticamente riegos, tal vez por eso este año ha sido un buen año de ajos, desde que se sembraron a principios de diciembre solo se han regado 3 ó 4 veces. Los tallos ya se habían secado  y el bulbo que hace tiempo que alcanzó su tamaño ya se encontraba completamente formado. Por ello que permanecieran más tiempo bajo de la tierra no iba  a suponer ninguna ventaja para los ajos.
Se recolectan uno a uno, estirando del tallo o ayudándose con una azada. Este año al final después de ir cogiendo ajos tiernos durante el invierno quedan 150 cabezas para recoger. Una vez sacados de la tierra
 hay que dejarlos al sol, para que se sequen y terminen de perder la humedad que le quede al ajo. Con este calor unas horas son suficiente. Ahora ya solo queda guardarlos en un sitio seco y bien ventilado a ser posible sin mucha luz.
Aguantarán casi todo un año y se podrán ir consumiendo conforme se necesiten.

1 comentario:



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...